El nivel educativo en América Latina y el Caribe viene por buen camino en términos estadísticos.  Según datos del Banco Mundial, en los últimos años la tasa de matriculación a carreras de el nivel educativo superior se ha duplicado .
Más de 20 millones de jóvenes se han incorporado al ámbito universitario en más de 10 mil instituciones, tanto públicas como privadas en toda la región. Este fenómeno responde en gran parte a las medidas en términos de inclusión y al desarrollo económico en todo el subcontinente.  

Y es que al alza en las matrículas en las universidades  se la relaciona con el hecho de que hay más bachilleres que concluyen exitosamente la educación media. Aunque también es cierto que este fenómeno también está vinculado con la baja significativa  en la deserción escolar.

Ecuador, en principio y Colombia, Chile y Perú detrás son los países que más en serio se tomaron la importancia de mantener a los niños en las escuelas con medidas sociales de protección a la familia y con incentivos económicos.
El lado malo del informe del Banco Mundial revela una realidad que es patente en los estudiantes del nivel universitario, pues solo el 50% de los que se matriculan consiguen graduarse con éxito de las carreras.