Residir en territorio español, tener o ser mayor de 18 años y no estar en una situación económica de insolvencia, son los requisitos fundamentales que solicita Savso para que tú obtengas sus créditos inmediatos. Pero, ¿cuáles serían los puntos a favor que tiene esta plataforma?.

No hay cargos ocultos: Siempre vas a estar al tanto de cuáles serán los costos que tendrás que afrontar.

Simple, rápido y por internet: se realiza vía web ingresando al sitio y desde allí procesarás tu solicitud. Obtendrás el efectivo en el plazo de las 24 horas hábiles, con total agilidad.

Límites: Tu tope se verá afectado una vez que realices el primer crédito, aumentando tu posibilidad de obtener en un segundo proceso un número mayor.

Financiación amplia y con variantes: Contarás con la posibilidad de distribuir la devolución de lo que te han prestado en más de 13 cuotas hasta un punto tope de 26 divisiones para recompensar lo que habías recibido.

No serás apartado si eres moroso: Por más que te encuentres en Asnef o en cualquier otro sistema de deudores, Savso te podrá conceder un préstamo de todas maneras.

Información clara: Los asesores te pondrán “todas las cartas sobre la mesa”. Por eso, tendrás una noción absoluta y muy contundente sobre lo que Savso ofrece sin ningún sobresalto ni contratiempo.

Sería conveniente que puedas adentrarte para obtener más información acerca de requisitos, plazos para las cuotas y su funcionamiento general.